Resolución extrajudicial de litigios

CALI Europe, y CALI Europe Succursale France, en adelante CALIE, ha establecido una política de tratamiento de las reclamaciones teniendo en cuenta las expectativas y necesidades de sus clientes.

Las reclamaciones relativas a cualquier contrato firmado con CALIE pueden enviarse por escrito a esta por correo postal a la siguiente dirección:

  • para CALI Europe: CALI Europe Service Relations Clients 31-33, avenue Pasteur – L-2311 Luxemburgo o por fax al siguiente número: + 352 26267069 o también a la siguiente dirección de correo electrónico: reclamations [at] calie.lu
  • para CALI Europe Succursale France: CALI Europe, 50-56, rue de la Procession – 75724 París Cedex 15, Francia o también a la siguiente dirección de correo electrónico: reclamations [at] calie.lu

Se recomienda detallar de la manera más precisa posible los motivos de la reclamación e indicar el número del Contrato objeto de la reclamación.

CALIE acusará recibo de la reclamación en el plazo de diez (10) días laborables a partir de su recepción y responderá al reclamante en el plazo de treinta (30) días a partir de la misma fecha.
Cuando no se haya proporcionado una respuesta en dicho plazo, CALIE informará al reclamante de las causas de la demora e indicará la fecha en la que su análisis podrá haberse finalizado.

Esta posibilidad de informarnos de sus eventuales reclamaciones o quejas se suma a las que están a su disposición de recurrir, en Luxemburgo, al Commissariat des Assurances, en particular si no ha recibido respuesta alguna o una respuesta satisfactoria. Para conocer las modalidades de consulta al Commissariat aux Assurances, haga clic aquí. (Remisión al procedimiento específico del CAA)

Tiene igualmente la posibilidad de dirigirse a la autoridad responsable de recibir las quejas de los tomadores de seguros en su país de residencia:

Para conocer las modalidades de presentación de una reclamación por país, haga clic en el país en cuestión.

Este procedimiento solo será posible si no se ha incoado o seguido una acción con anterioridad o durante la intervención de la autoridad de vigilancia o mediador y tras agotar las vías de recurso internas.

Sin embargo, utilizar alguna de estas posibilidades no le impide en modo alguno hacer valer sus derechos ante los órganos jurisdiccionales competentes.